Por qué mejorar nuestra voz requiere tanto tiempo?

 

 En la mayoría de casos, a partir de los 8 meses de vida comienza un proceso de "domesticación" de las personas.   Le llamamos educación, pero en realidad lo que estamos haciendo es entrenar y en ocasiones obligar a nuestros pequeños a         comportarse tal y como los adultos les decimos.

 Si podéis recordar a un bebé llorando, veréis que podemos emitir sonido de calidad durante horas seguidas, sin dañar     nuestro aparato fonador. 

 Pero cuando comienza este proceso de "domesticación", dejamos de comportarnos en libertad e iniciamos un bloqueo corporal como   consecuencia de la lucha entre aquello que queremos hacer y aquello que nos dicen que hagamos. Este bloqueo corporal nos   acompañará el resto de nuestros días. 

 Para emitir sonido de calidad, en nuestro cuerpo no debe de haber ni un ápice de tensión. Nadie concibe tocar qualquier instrumento   de forma tensa. El instrumento no sonaría adecuadamente. La voz es nuestro instrumento para comunicarnos, por lo tanto     necesitamos que nuestro cuerpo no tenga ni un ápice de tensión. Lamentablemente todas la tensiones y bloqueos que hemos ido   adquiriendo a lo largo de los años con sus consiguientes hábitos de comportamiento, harán que cuando decidamos pasar a la acción   para corregir y sanar nuestros problemas vocals, debamos contrarestar muchos años de malos hábitos de comportamiento.

 

 Por qué mejorar la voz requiere tanto tiempo? Porqué hay diversos aspectos a trabajar:

  1. Se debe cambiar el hábito de comportamiento al emitir sonido. 
  2. Los bloqueos han hecho que adquiramos malos hábitos corporales. Por lo tanto lo primero que tendremos que hacer será trabajar el cuerpo para alinearlo, corregirlo a nivel corporal y dejarlo en perfectas condiciones. 
  3. Se debe tomar conciencia sobre dónde estamos y adónde queremos ir. Se necesitan ejercicios de atención.  
  4. Se necesitan ejercicios prácticos para ir desarrollando los distintos aspectos que harán mejorar nuestra creación vocal de forma sana. 
  5. Se precisa de la repetición de estos ejercicios para activar-nos cognitivamente, y así cambiar nuestros hábitos de comportamiento. 
  6. Hay que contrarestar la práctica negativa que hemos estado llevando a cabo durante tantos años. 
  7. Tenemos que desinhibirnos. La libertad y empoderamiento que nos proporciona el correcto quehacer corporal y vocal, nos inhibe porqué no lo reconocemos.  Pensamos que quiénes emiten un sonido sano y poderoso no podemos ser nosotros, porqué nos han educado en la represión y en la culpabilidad. No nos creemos capaces de emitir un sonido tan brillante, no lo reconocemos como nuestro. Nos resulta ficticio. 
  8. Tenemos que descomponer un complejo de comportamiento. 
  9. Debemos tomar consciencia permanente.
  10. Debe implementarse la sucesiva automatización física al emitir sonido. 

Este es un breve resumen de algunos motivos que dificultan el cambio vocal.  En realidad los motivos son muchos más y más complejos. 

Durante las formaciones acostumbramos a nuestro cuerpo al nuevo hábito de comportamiento, hasta que lo reconocemos como nuestro. Una vez reconocido, el proceso aumenta de velocidad. Pero como pasa con qualquier instrumento, y teniendo en cuenta que el proceso de creación del sonido es físico, necesitaremos entrenamiento constante para mantener nuestro cuerpo en forma. 

Páginas